icon_inicon_contact

Tensioactivos aniónicos

Desde el jabón a los Syndets, los tensioactivos aniónicos son los elementos clave en las fórmulas de limpieza. Aunque también pueden tener otras funciones, son los ingredientes principales en todas las formulaciones relacionadas con la higiene. Su carácter aniónico y su elevado HLB, les confiere unas características excepcionales unidas a uno de los principales objetivos cosméticos; limpiar.

Existen una gran variedad de tensioactivos aniónicos y a la hora de formular uno debe fijarse en dos o tres características principales: su capacidad de disminuir la tensión superficial – relacionada con la eficacia detergente), la formación de espuma y su potencial irritante – relacionada con su estructura y con las micelas que forma.